¿Dónde se detiene?

El diseño de los campos de golf ha cambiado y adaptado desde su inicio a finales del siglo XIX. Los días de Old Tom Morris y Alan Robertson ahora son cosa del pasado.

Lo que una vez se marcaba con simplemente ver dónde cortar hierba y colocar alfileres se ha convertido en un trabajo para expertos y excavadoras.

El diseño moderno del campo se ha convertido en una tarea de mover y desplazar innumerables toneladas de tierra para crear vistas, ángulos y distancias perfectos.

De hecho, el crear un nuevo campo de golf es un arte aunado a todo un conocimiento arquitectónico del paisaje y, por supuesto, el conocer el golf desde sus más íntimos recovecos.

PGA tiene lo que necesitas para jugar golf

A medida que se construyen nuevas clases de golf en donde son una mezcla de complejidad y sencillez se observa también que son más largos.

Cualquier cosa menos de 7,000 yardas ahora se etiqueta com corto.

Cuando se trata de la gira de PGA, en la última década, los cursos se han acercado rápidamente a 8,000 yardas.

Los desarrollos en la tecnología del club han hecho de esta mentalidad donde “más tiempo es mejor” y se está convirtiendo en el estándar de la industria.

Se considera que los grandes diseños están desactualizados y no son aptos para organizar torneos profesionales.

En el peor de los casos, los cursos clásicos están siendo rediseñados y alargados para “estar al día con los tiempos”.

Los cursos construidos durante la era dorada del diseño están siendo ignorados o mutilados.

¿Dónde se detiene el “progreso”?

En pocas palabras, los cursos no pueden ser exponencialmente más largos. Cuando los grandes diseños se arruinan y los nuevos diseños de campeonato no se pueden jugar para el golfista promedio.

La respuesta está en crear nuevas reglas para la tecnología del golf.

Muchos cambios se han desarrollado en las técnicas para crear mejores pelotas de golf y en donde se han desarrollado palos que golpeen la pelota infinitamente, lo que a su vez alimenta el problema.

Vídeo: YouTube 

Información: PGA y Wikipedia 

Cuando los órganos de gobierno reinan en un aspecto del club (clubes, MOI, etc.), se explora y explota otro resquicio o característica.

La respuesta no es fácil o simple.

Una opción obvia no se encuentra en la cabeza del palo o el eje, sino en la bola. Se pueden instituir pelotas de golf de distancia limitada para facilitar la necesidad de cursos monstruosos.

El problema no es necesariamente apremiante ni urgente, pero si las tendencias continúan, la próxima generación verá a los profesionales jugando en más de 8,000 yardas y nunca habrá experimentado diseños originales no adulterados de jugadores como Ross, McKenzie o Raynor.

En fin, desde mi perspectiva, sigo siendo un aficionado que disfruta del golf, de una buena ronda junto a un par de amigos en donde lo que nos gusta demostrar es que podemos avanzar hoyo tras hoyo de una forma tranquila y relajada disfrutando cada golpe y terminar con una sonrisa.

La plática en el casa club después de la jornada cierra con broche de oro ese domingo donde la claridad de la mañana y su frescura refrescan mi rostro y regreso a casa para continuar con un día familiar.

Standard